Rotación de Cultivos

La rotación de cultivos es crítica. No solo afecta el resultado económico a corto plazo sino también la sustentabilidad a largo plazo. Una rotación efectiva puede: reducir las malezas de difícil control, reducir las plagas y los costos de fertilizantes, aumentar capacidad del suelo de retener agua, mejorar el ciclo de nutrientes y en definitiva, mejorar la salud del suelo. Los productores son los primeros interesados en mejorar el suelo. Una buena rotación no solo mejora el suelo sino que además fija más carbono del que emite logrando un balance positivo.